domingo, 26 de abril de 2009

Albatross

Mi primer disco de Johnny Cash fue un recopilatorio titulado Guess Things Happen that Way que me costó trescientas pesetas cuando Carrefour todavía se llamaba Continente y la americana, country a secas.
Luego llegaron los cinco volúmenes de American Recordings, una película aberrante y hordas de modernos desorientados masacrando Hurt -lo de Catpeople no tiene nombre-; llegó incluso el rechazo al lugar común, al Man in Black y al mito fácil de güisqui y neurosis on the rocks que durante un tiempo conquistó a todos los gorriones que en este mundo han sido.
Sin embargo las canciones, como las fidelidades antiguas, siempre sobreviven. Y, como las fidelidades antiguas, recuperan el sentido en noches como ésta, cuando no hay mucho más que hacer que mirar al Este y esperar que Dios agarre un palo y le pegue tan fuerte al sol que no dé tiempo ni a sacar la bandera del hoyo.




Johnny Cash - Guess Things Happen that Way

Well you ask me if I'll forget my baby.
I guess I will, someday.
I don't like it but I guess things happen that way.
You ask me if I'll get along.
I guess I will, someway.
I don't like it but I guess things happen that way.

God gave me that girl to lean on,
then he put me on my own.
Heaven help me be a man
and have the strength to stand alone.
I don't like it but I guess things happen that way.

You ask me if I'll miss her kisses.

I guess I will, everyday.
I don't like it but I guess things happen that way.
You ask me if I'll find another.
I don't know. I can't say.
I don't like it but I guess things happen that way.

God gave me that girl to lean on,
then he put me on my own.
Heaven help me be a man
and have the strength to stand alone.
I don't like it but I guess things happen that way.

5 comentarios:

Edu Chinaski dijo...

Lo de la última etapa de este hombre es directamente insuperable....

MARTA dijo...

Ven a Oviedo! Canta en mi bar! Como eso será complicado ven aunque sea a tomarte una copa!Ahora tengo un bar con unos amigos donde se hacen conciertos. Humilde, mucho. Ya no tengo tu email, ni tu teléfono. Me siguen encantando tus canciones, aunque haya pasado el tiempo. A lo mejor viene a tocar Fabián...
¿esto lo lees, verdad?
M.

Anónimo dijo...

Insuperable.

Yuri dijo...

¡Marta!

Hace unos dos años que la cuenta de correo de yurimendezpuntocom no funciona, ¿no tienes ninguna otra dirección?

¡Me alegro un montón lo del bar!, ¿cómo se llama?, ¿de qué color son las puertas?, ¡olé tú!

MARTA dijo...

Y yo mandando mensajes al vacío electrónico... No, no tengo otra dirección. La mia sigue siendo la misma. Ponte en contacto conmigo y te cuento, ok?? También tengo una aventura musical...

Por cierto, las puertas son verdes muy verdes.

Beso

M.