sábado, 31 de enero de 2009

¿Y qué me queréis decir?

¿Y qué me queréis decir?

Primero fueron aquellos antropófagos de Cortázar que iban a lo suyo pero sabían que estaba ahí y no dejaban de vigilarme.
Luego las ocho de la mañana y un sábado que podía haber sido martes o un barril de vinagre.
¿Qué me queréis decir?

Ochenta y ocho euros era demasiado por dos cafés, incluso en una terraza, incluso en la playa. El desprecio de los camareros también era demasiado y, a fin de cuentas, todo era demasaido.
¿Se puede saber qué me queréis decir?

Porque no era más que una caricia, no es necesario mencionarlo, y me muerdo las uñas con la dedicación suficiente como para que los arañazos resultasen tan incongruentes como este dolor en la boca del estómago.
Supongamos que esa parte la entendí. Así y todo, ¿qué me queréis decir?

En el espejo había una línea roja que se movió con mi nariz cuando me giré para buscar la seguridad pulida de dos azulejos gemelos.
Infames, terribles, ¿qué me queréis decir?

No cambio, no aprendo; muerdo, pincho y giro.
Okay.
Muerdo, pincho y giro.
¿Se puede saber qué me queréis decir?
¿Que muerdo, pincho y giro?
¿Es eso lo que me queréis decir?

Ahora escribo que deseo ser un árbol para seguir aquí cuando todos os hayáis ido y luego espero que Dios mismo lo sancione y pronuncie su "así sea".
¿No está claro que no sé qué me queréis decir?

domingo, 25 de enero de 2009

Youtubin'

Me gustan las dobles negaciones tanto como aborrezco la mitomanía. No me importa que Jackson C. Frank sólo grabase un disco, que tuviese pavor a los escenarios, que Nick Drake tocase una canción suya o que Paul Simon fuese su amigo antes de que la falta de fondos y una carrera en Inglaterra que no pasó de trotecillo le enviase de vuelta a los Estados Unidos, primero, y a la más absoluta miseria, después. Simplemente, me gusta muchísimo esta canción y a los domingos les sobran demasiadas horas de un tiempo a esta parte.

No offence meant.




Jackson C. Frank - I Don't Want to Love You No More

I don't want to love you no more
Please step away as I lock the door
Don't try to defend it, this love has ended
and I don't want to love you no more

Out in the streets I have a nickle and dime
been turned away 'most a thousand times
You were illegal, saluting an eagle
And out in the streets I had nickles and dimes

When you catch up to the lies you have told
I'll be a stranger forgotten and old
When I have stumbled the keywords you fumbled
When you catch up to the lies you have told

There could not be a possible you
Out on the moutain seeing it through
I have got the pain now, seasons of rain how
there could not be a possible you

And I don't want to love you no more
Please step away as I lock the door
Don't try to defend it, this love has ended
and I don't want to love you no more

sábado, 24 de enero de 2009

No te creo, gorgeous

Mano Suelta, por la cara blanca, un domingo.
Están todos y todos esperan que hable.

Mano Suelta, por la cara blanca.
Y en cada silla un paño de felpa.

Mano Suelta, alrededor de un pozo, llorando sin ganas.
Dice: "Encima de la anciana vive el buen Dios y así cada día."

Mano Suelta.
Mira sus manos, Mano Suelta, mira sus manos.

No es mala suerte, es una enfermedad de la sangre eso que describes.
Una enfermedad, Mano Suelta, que se viste como tú y no huele a nada.

Mano Suelta, con saña, detenido por la idea.
Inflado el perfil de su pecho y ciertamente muerto.

Mano Suelta, por la cara blanca, un domingo.
Están todos y todos esperan que hable.

viernes, 23 de enero de 2009

Hermosilla 161

En Madrid a ratos huele a primavera y yo fumo-fumo-fumo y me pregunto de dónde voy a sacar la vitamina C si he dejado de tolerar el zumo de naranja.

Últimamente he perdido la capacidad de ver el tiempo como un continuo; los días pasan como en una película de Bresson, de plano detalle en plano detalle, y sólo las putas de Gran Vía y las cajeras del supermercado mantienen en pie una sensación de realidad asombrosamente precaria.

Todavía recuerdo cuando te dije que tenía la impresión de haber retrocedido un palmo y no ser capaz de entender ya cómo las manos tocan o qué cosa es tocar; luego tú me dijiste que tenías la impresión de haber retrocedido un palmo y de no ser capaz de entender cómo las manos pueden tocar o en qué consiste tocar. Debía de ser el 2007 ó 1912 o puede que aún no haya sido y los dos mirábamos la misma estantería y fumábamos-fumábamos-fumábamos sin abrir la ventana porque no se nos ocurría pensar que hiciese ninguna falta.

Hoy me he acordado de todo esto y he querido escribirlo como si fuese entonces, sin intentar entender ni necesitarlo realmente. Sólo porque a ratos huele a primavera otra vez y algo tengo que hacer mientras fumo-fumo-fumo.



Mouchette, de Robert Bresson


domingo, 4 de enero de 2009

Me gustas mucho, canción:



Phosphorescent - South (of America)

There's dogs calling awfully out here
there's cows with their mouths filled with tears
and there's black water calling all around where we lay
and I have been sad now
too many days
.
And she would harness my heart
if it harnessed that way,
so babe I am going,
I'm going away.


The men are all gorgeous down here,
long and brown like deer.
And she's always arriving in her dark river skirt,
winding holes through the valley,
bending bones in the dirt,
hiding poems i had tossed
under blankets of sand.

Babe, I am sorry,
I'm sorry, I am.


It never gets cold way down here,
I can live off of watermelons and beer.
And I'll never go hungry,
I will never go home,

never call to my lover,
"lover, leave me alone",
never harden my heart like some prude in the snow.
Oh, babe I know this,
I noticed:
I'm no one.