lunes, 29 de diciembre de 2008

En cada hora vive un pez

El horror está en mantenerse cuerdo
y los días son hojas de papel cebolla.
Flap, flap, flap.
Hay un sol, gasolineras que abren las veinticuatro horas y voces al otro lado que siguen su propia inercia.
Flap, flap, flap.

Que este año se pierda como un libro de viaje, en alguna habitación alquilada al norte de todo lo que queríamos ver, y que no recuerde mi nombre ni lo garabatee en el forro de su cazadora.
Que no recuede mi nombre, sobre todo que no recuerde mi nombre.

There is a three turn scheme which takes you so far from home as to not consider turning around. / Hay una combinación de tres giros que lleva lo bastante lejos de casa como para no plantearse dar la vuelta.

Ahora el horror consiste en mantenerse cuerdo mientras los días se siguen solapando flap flap y lo único que queda es esperar que este año se vaya y no recuerde mi nombre.

Que no recuerde mi nombre, Dios mío, sobre todo que no recuerde mi nombre,

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yuuuuuuuuuuu ese animo hombre!!!
Al

Anónimo dijo...

NINGUNA COMBINACIÓN DE TRES GIROS ES IRREVERSIBLE, NINGUNA