domingo, 9 de marzo de 2008

Hombre con subtítulos

Cuando vengas aquí -que vendrás- buscando las cosas que ya no digo,
que ya no puedo decir,
no encontrarás más que una angustia violeta
que sólo dice hacia adentro
y se enreda entre canciones de Ben Kweller sin saber muy bien adónde mirar.

¿Cómo era?
"Igual que volver de viaje con otro vistiendo tu cuerpo"
Eso es.

Es domingo en todos los sentidos,
domingo de ladrillos rojos con gris arriba y gris abajo.
Y tengo fotos mías en las que no me reconozco,
mirando ladrillos,
mirando piedras que sólo perduran porque tenemos poca imaginación,
no desenfocadas,
no casuales,
perfectamente no humanas.

Es como volver de viaje con otro vistiendo tu cuerpo
con otro que va más rápido que tú
y dos semanas después no es ni un punto a lo lejos,
ni un jersey familiar.
No es nada
(porque tenemos poca imaginación).

Tradúceme, tú que sabes
y luego dime qué hacer.