miércoles, 22 de noviembre de 2006

De mitos, metas y motos

Acabo mi cruasán de ayer y pienso en canciones y en cómo se convierten en símbolos, esto es, cómo dicen de la manera más precisa posible algo que en cualquier otra forma quedaría incompleto. Pienso en cómo los símbolos conforman mitos -personales, por lo menos- y cómo los mitos dan una apariencia "comunicable" a la vida de cada uno.

Es Springsteen hablando del struggle for life y del tremendo absurdo que tapa:

Seen a man standin' over a dead dog
by the highway in a ditch.
He's lookin' down kinda puzzled
pokin' that dog with a stick.
Got his car door flung open
he's standin' by the highway 31
like if he stood there long enough
that dog'd get up and run

Y hay que creer, tío.

Pienso en cómo cada momento puede parecer una meta en sí mismo y traer consigo la sensación de lo cumplido, finito, acabado, caramba. Es cómo Eef Barzelay dice:

The years are like the clouds up in the sky:
they come and go
and everything that lives will someday die.
But our love still grows
'cause every moment must make way
for one that's new
But just before it does,
remember I love you .


y otra vez Springsteen responde:

Everything dies, baby, that's a fact
but maybe everything that dies someday comes back

Pienso en esto que estoy escribiendo, en el exhibicionismo famélico que nos impulsa a todos, escuchantes y dicentes, y en esa otra cosa que nos lanza a los unos hacia los otros y luego nos aparta de un empujón y no deja nada más que una sensación de gratuidad, de correr entre nubes de algodón con los brazos por delante gritando "gracias" y "perdón" y "he sido yo el que no lo ha entendido". Y, claro, Nick Drake:

When the day is done
down to earth then sinks the sun
along with everything that was lost and won
when the day is done

Y acabo escribiéndolo todo aquí como para demostrar algo, no sé si a mí mismo o a la hipermosca que no quiere entender de estaciones y me hace compañía esta mañana en la que también veo con ojos de mosca. Esta monótona, monótona mañana de noviembre. Y Tom Waits:

No prayers for November to linger longer
Stick your spoon in the wall, we'll slaughter them all.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Maestro.

Mar dijo...

Este post me recuerda aquellos e-mails. Tú no lo sabes, pero yo pasaba una malísima racha y aquellos e-mails me ayudaron de alguna manera. Gracias
M.

cretina side.b ¿b? dijo...

¡diántres!

Nietudo dijo...

Y el disco del pajarraco? Estñá complicado el tema de encontrarlo.

Yuri dijo...

Jwole!

Habrá que darle un poco de tiempo; salió esta semana, pero eso no quiere decir que esté ya en todas las tiendas. Buscando por la red he visto que ya está aquí , así que me imagino que durante los próximos quince días irá estando en el resto de tiendas que quedan (que son muy pocas, pero vamos... FNAC, Media Markt y la de algún emprendedor valiente). Y esta vez habrá compra online, porsiaca.

¡Paz y cosah buenah!

Llorie M.

subterraneo dijo...

Monótona, hasta que suena el discos de los Pájaros esos; entonces te llegas a creer de verdad que aquello por lo que decidiste un día dejarlo todo y desangrarte,sigue mereciendo la pena, y latiendo igual de fuerte, aunque un poco más cansado, menos inocente y algo más cínico. Pero latiendo, al fin y al cabo.

Nietudo dijo...

Hay que bonito es el disco. Felicidades!!! Fué llegar al Media mRkt y escucharlo ne la sección de disco. Alí estaba, bonito diseño y precioso disco. Ahora sólo falta el de Fabi.

mafalda dijo...

oye primo cuando te pones profundo dejas los pelillos de punta.
abrazos y besos múltiples